Ingredientes: 

  •  1 taza de maíz tierno (puede ser congelado, enlatado o fresco) 
  •  1 taza de leche 
  •  1/2 taza de azúcar 
  •  1/2 taza de mantequilla derretida
  •  1/2 taza de harina de maíz (harina precocida de maíz, tipo masa harina)
  •  2 huevos 
  •  1 cucharadita de polvo de hornear 
  •  1 pizca de sal 

[ads id="ads1"]

Preparación: 

1. Precalienta el horno a 180°C (350°F) y engrasa un molde para pastel o refractario con un poco de mantequilla o aceite en spray. 

 2. En la licuadora, agrega el maíz tierno, la leche, los huevos, el azúcar y la mantequilla derretida. Licúa todo a alta velocidad hasta obtener una mezcla suave. 

 3. En un tazón aparte, mezcla la harina de maíz, el polvo de hornear y la pizca de sal. 
 
4. Agrega la mezcla de ingredientes secos a la licuadora y vuelve a licuar brevemente hasta que todos los ingredientes estén bien combinados. No licúes en exceso, solo lo suficiente para mezclar. 

 5. Vierte la mezcla en el molde o refractario engrasado y nivelar la superficie con una espátula. 

 6. Hornea en el horno precalentado durante aproximadamente 35-45 minutos, o hasta que el pastel esté dorado en la parte superior y un palillo insertado en el centro salga limpio. 

 7. Una vez cocido, retira el pastel de maíz del horno y déjalo enfriar durante unos minutos antes de cortarlo en porciones. 

 8. Puedes servir el pastel de maíz caliente como acompañamiento de carnes o aves, o incluso como postre. También puedes disfrutarlo a temperatura ambiente. ¡Disfruta tu delicioso pastel de maíz!