Las famosas papas fritas al estilo McDonald's son conocidas por su forma delgada y su textura dorada y crujiente. Se destacan por ser cortadas de manera uniforme, parcialmente cocidas y posteriormente congeladas antes de someterse a una doble fritura. Este proceso es fundamental para lograr la distintiva textura crujiente en el exterior y suavidad en el interior que las hace reconocibles en todo el mundo. 

Ingredientes necesarios: 

  •  Papas russet o papas para freír (aproximadamente 4-5 papas medianas) 
  •  Aceite vegetal para freír (como aceite de canola) 
  •  Sal 
  •  Opcional: azúcar pasos para la 

Preparación: 

1. Pelar las papas: Comienza pelando las papas y cortándolas en tiras finas. Puedes usar una mandolina o un cuchillo afilado para obtener tiras uniformes. Luego, sumerge las tiras en agua fría durante unos 30 minutos para eliminar el exceso de almidón. 

2. Secar las papas: Escurre las tiras de papas y sécalas con cuidado utilizando papel absorbente. 

3. Precalentar el aceite: Llena una olla grande con suficiente aceite vegetal para sumergir las papas. Calienta el aceite a aproximadamente 160-170°C (320-340°F). Un termómetro de cocina te ayudará a mantener la temperatura adecuada. 

4. Freír las papas: Divide las tiras de papas en lotes para evitar que se amontonen. Fríe cada lote durante aproximadamente 4-5 minutos hasta que estén ligeramente doradas pero no completamente cocidas. Retira las papas de la olla y colócalas sobre papel absorbente para escurrir el exceso de aceite. 

5. Enfriar y aumentar la temperatura: Deja que las papas fritas se enfríen durante unos 10-15 minutos. Mientras tanto, aumenta la temperatura del aceite a aproximadamente 190°C (375°F). 

6. Segunda fritura: Vuelve a freír las papas en lotes, esta vez a la temperatura más alta, durante aproximadamente 3-4 minutos hasta que estén doradas y crujientes. Esto dará lugar a las papas fritas crujientes y doradas características de McDonald’s. 

7. Escurrir y sazonar: Una vez que las papas estén bien doradas, retíralas del aceite y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Mientras aún estén calientes, sazona las papas con sal al gusto. Algunas personas también añaden una pizca de azúcar para emular el sabor dulce que se encuentra en las papas de McDonald’s. 

8. Servir: Sirve las papas fritas inmediatamente mientras están calientes y crujientes.