ADIOS AL MAL ALIENTO CON PEREJIL, LIMON Y VINAGRE DE MANZANA

COMO ELIMINAR EL MAL ALIENTO CON PEREJIL Y VINAGRE DE MANZANA Y LIMON 

A continuación te explicamos cómo usar el perejil y el vinagre de manzana para el mal aliento. Verás que utilizamos el vinagre de manzana en este preparado, y lo hacemos porque cuenta con propiedades antisépticas y antibacterianas, por lo que potencia los efectos del perejil. 

Quitar el mal aliento con Perejil y vinagre de manzana 
  •  7 hojas de perejil. 
  •  Medio vaso de vinagre de manzana. 
PREPARACION Y TRATAMIENTO: 

Con la ayuda de un mortero, machaca y pica unas cuantas hojas de perejil. Añade en un recipiente o bol medio vaso de vinagre de manzana y las hojas de perejil machacadas.

Deja que las hojas reposen en el líquido durante 15 minutos. Luego retira el vinagre y conserva las hojas impregnadas. Ya tendrás listo el perejil para reducir la halitosis. 

Cepilla tus dientes de la manera habitual y utiliza un enjuague bucal. Una vez hayas cepillado tus dientes, mastica las hojas de perejil impregnadas de vinagre durante 2 minutos. 

Finalmente, escúpelas y enjuaga tu boca con agua fría. 

Repite este proceso cada vez que te cepilles los dientes, especialmente después de las comidas, hasta que el mal aliento se haya reducido. 

Cuando notes que el aliento ha mejorado, utiliza este remedio entre 2 y 3 veces por semana. 


Cómo quitar el mal aliento con perejil y limón 

Como el limón es muy aromático y limpiador, gracias a sus propiedades antisépticas, que le otorgan algunos ácidos como el cítrico, y al olor que desprende, es así una de las mejores opciones para quitar la halitosis, además de que tiene un buen sabor que suele agradarnos. 

Por ello, si juntamos estos dos alimentos obtendremos un efectivo remedio casero para eliminar la halitosis. 

Toma nota de cómo eliminar el mal aliento con perejil y limón: 

Ingredientes 
  • 3 o 4 ramas de perejil 
  • 1/2 litro de agua 
  • El jugo de medio limón 
Preparación y tratamiento: Haz una infusión con las ramas de perejil previamente picadas y el agua indicada. 

Añade el perejil cuando el agua rompa a hervir y deja que lo haga durante 5 minutos. Retira la infusión del fuego y tápala y deja que repose por 5 minutos más. 

Cuela la infusión para retirar los trozos de perejil y añade el jugo de limón recién exprimido, removiendo bien. 

Tómala en ayunas todas las mañanas hasta que notes que ya no tienes halitosis. Si no te gusta el sabor puedes usarla de enjuague bucal, como el remedio anterior. 

Si con estos remedios tu mal aliento perdura, lo mejor será que comentes todo con el médico, puesto que el problema puede requerir un tratamiento más directo de la causa.